La Gravesinha y El país de fútbol

Mi pasión por los reportajes  audiovisuales y documentales comenzó una noche de 2006. Por aquel entonces la cadena Cuatro, que apenas llevaba unos meses de vida programaba los lunes un espectacular -y efímero -programa de deportes llamado Maracaná 2006.

Era fantástico: Al circo que trasladaban de la radio a la tele los comentaristas de Carrusel Deportivo (Por azares del bolsillo hoy en Tiempo de Juego); se le sumaban los reportajes del equipo primigenio de periodistas de El día después (Movistar Plus). Una fórmula ganadora que fracasó estrepitosamente cuando se dio de bruces contra el muro invisible que rodea a los lunes por la noche. Un muro que tiene escrito en sus paredes este mensaje: En España, por la noche se ven series y realities. No programas de fútbol.

Maracaná apenas llegó a los tres meses. Pero uno de aquellos lunes emitió un reportaje que impactó a una generación entera. Una pieza que con los años se ha convertido en leyenda de YouTube; y que a mí me metió el gusanillo en el cuerpo de hacer cuando fuera mayor (Tenía 17 años) cosas así. Ese reportaje era La Gravesinha

El impacto inicial se fue diluyendo con el paso del tiempo, entre años de universidad, cambios de residencia por estudios y experiencias vitales. Pero el recuerdo de La Gravesinha y el deseo de hacer algún día trabajos así siempre quedó presente.

Y el azar, siempre tan suyo, hizo que en el máster de periodismo que cursaba en Madrid mi docente de la clase de reportaje televisivo fuera Luis Fermoso.

Vale, a prácticamente nadie le sonará ese nombre y la mayoría que lea esto pensará “¿Y ese tipo que pinta en esta historia”? Pues es clave porque ese tipo, fue el inventor de La Gravesinha ¡El periodista que se sacó de la manga aquel regate en el que “ligamentos, rótula y menisco se ponen al servicio del espectáculo” era mi profesor! Esa coincidencia marcada por el destino o el horario que le asignaron hizo despertar de nuevo la Gravesinha que había en mí.

Aunque sería otro trabajo, el que me motivaría a decidir convertirme en un especialista en el reportaje televisivo y el documental. Era un Informe Robinson titulado España, país de fútbol

Me impactó profundamente todo: las historias, los personajes, el montaje, el ritmo…Tras esa revelación llegarían agradables clases de viernes por la tarde de analizar con pasión, gozo y ojo crítico reportajes y documentales.  Estudiando su estructura, sus giros argumentales, sus esquemas narrativos, sus personajes. Trasladando lo aprendido a proyectos de práctica, intentando emular a los autores de todo lo que veíamos. Aprendiendo todo tipo de efectos. Pero todo lo bueno se acaba y un día, me encontré con que la especialización ya había terminado y me tocaba volver a casa, a Alicante.

Volví de la capital con el deseo de aplicar todo lo que había aprendido de reportajes a mi carrera profesional y convertirme en un especialista. Lo intenté en una cadena comarcal que me contrató nada más terminar el máster precisamente para eso, para hacer reportajes. Mi sueño se había cumplido. Pero tras un par de prometedores trabajos (Al menos en mi opinión), la realidad económica e impuso y acabé realizando noticias para el informativo. No era lo mismo, aunque yo intentaba hacer que cada una de ellas tuviera algo especial aplicando  algunos de los trucos aprendidos.

Hasta que un día decidí apostarlo todo a una idea que llevaba desde el máster rondándome la cabeza: Dedicarme totalmente a hacer reportajes audiovisuales y documentales, financiándolos con proyectos corporativos  y publicitarios para empresas.  Así nació  Letra & Frame, que como Pep Guardiola, tiene una filosofía innegociable: En cada trabajo, se cuenta una historia.

 

Y así, 3 años después y tras muchos proyectos audiovisuales en la mochila y algún documental (Costó y cuesta, pero la idea cuajó) nace este blog dedicado a hablar de mi gran pasión y la del equipo que me acompaña en esta aventura: Los reportajes audiovisuales y los documentales.

Intentaré exponer mi visión de este género.  De cómo los concibo, cómo los preparo y cómo los hago. De experiencias personales y proyectos míos. De trucos. De consejos. Hablar de personajes, de giros argumentales, de trabajos que me fascinan. Como hacían conmigo en aquel lejano máster.

Quien sabe si un día seré yo el que despierte La Gravesinha que puede haber dentro de cualquier lector.

Banners-650-x-200-hablamos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s